x

Cuando mi hermana conoció a Ramón, un hombre mayor con el cual consiguió mucha estabilidad económica, lo primero que hizo fue ponerse un buen par de tetas, al poco tiempo todos en mi casa se preguntaban cómo ella podía sacar tanto dinero de su trabajo siendo mesera. En realidad eso a mí no me molestaba, por el contrario quería estrenar ese buen par de tetas con una paja rusa. Nosotros ya habíamos experimentado durante toda nuestra juventud sexo por diversión y para tener experiencia. En aquella época sabíamos que eso estaba muy mal pero mi hermana era muy sexy, se le veía tan puta por donde la vieran y yo a ella, la sabía satisfacer muy bien, así que siempre ambos nos beneficiábamos. Ahora con ese nuevo par de tetas tenía que follármela un vez más y tenía que ser de lujo. Me la follé en su nueva casa, aquella que su nuevo novio, un millonario enamorado de los encantos de su libertina personalidad, le había obsequiado a cambio de sexo duro. Mi hermana es toda un puta al momento de follar, tiene tan buenas técnicas con las cuales pone como un fierro cualquier polla, más aun cuando entrega su culo para que se lo abran a pollazos. Ahora entiendo muy bien cómo es que ha obtenido todo este bienestar financiero. Alguna vez pensé que si follando como yo lo hago y si hubiese sido mujer también tendría mucho dinero, sería una zorra también al igual que mi hermana jajaja, es envidia sana la que siento por la puta de mi hermana.

Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*